Mostrando entradas con la etiqueta diabetes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta diabetes. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de abril de 2019

Thin Privilege: An Update

After another lively debate on Facebook regarding this topic I spent most of the other night thinking about it and my reaction to it. 
Is this where I suddenly repent and accept my thin privilege? No, it isn't. I still don't like the term, the concept and everything it entails and here is why.
When I read the original article and the comments associated with it it made me angry because deep down I didn't think I was getting any kind of privilege for being thin. Yes as a man, and although I really didn't want to bring race into it, a white man, I fully acknowledge the society we live in has been constructed in my favour. I accept that, and if it will change anything, which I doubt it will, I acknowledge that privilege. 

The comments I received mostly seemed to indicate that I was denying that "weight bias" "body diversity" "Sizeism" and so on existed, which was not the case. What I didn't like was first the assumption that people are "naturally thin", and that my life is easy because I am thin, You have no idea about my life just as I don't about yours, any assumption based on appearance is wrong. 
This point didn't seem to be accepted and I continued to receive anecdotes about people's lives and how they struggle with discrimination, which, at the risk of sounding like a stuck record I didn't deny existed.

After being directed towards research around weight bias and wages, a couple of points jumped out at me and made me rethink why I am reacting this way. 
In an article in the Journal of Applied Psychology (1) it was demonstrated that thinner women get paid more, not surprising, but the opposite was true for men. In fact, larger men get paid more up until the point of obesity. And a quote lifted from an article on Forbes (2) based on the study said. "Skinny men, indeed, are often regarded as nervous, sneaky, afraid, sad, weak, and sick, where men of well-proportioned build are associated with traits such as having lots of friends, being happy, polite, helpful, brave, smart, and neat." 

So is this really "Fat Vs Thin"? Or is it just another example of different rules for men and women?

I started thinking through my experiences in work and the times I've had to say "yes I do eat" or "no I am not addicted to heroin", did me being a thin man (as opposed to just thin) have something to do with this? 
Or the times I felt I wasn't taken seriously in staff meetings. I had always assumed it was because I was one of the youngest in the room (sadly no longer the case) but maybe it was because I was thin? 
While I can still find clothes that fit me in most shops I have noticed that I have had to drop down a size from M to S with no major change in body weight. It appears that provisions are being made to spare men's feelings by simply shifting everything up one size which is not happening for women. So is this really "thin privilege" or just plain old sexism? 
Is it possible that as a man "thin privilege" doesn't extend to me? Or at least not as much as it does for women? 

Rethinking where I stand on this topic I still reject the term thin privilege because I think it diverts away from the real issue which is what society expects of women. It looks like as a man I can put on a few kilos and not suffer any negative consequences, up to a point, whereas women cannot. And to me that is sexism not thin privilege. 

1.  2011 Jan;96(1):95-112. doi: 10.1037/a0020860.
2. https://www.forbes.com/sites/freekvermeulen/2011/03/22/the-price-of-obesity-how-your-salary-depends-on-your-weight/#29a06bbb3d9a

viernes, 5 de abril de 2019

No, we don’t need to talk about thin privilege

 Update: I have modified slightly my opinion on the term thin privilege which can be read here

This is an opinion piece by Wayne Bradley and does not reflect anybody else's views associated with this blog.

Recently I found myself in a debate with fellow nutritionists and dietitians on the Build Up Dietitians Facebook page regarding the concept of thin privilege. Thin privilege is as follows, we “thin” people live in a world where we don’t experience the stigma and prejudices that overweight people experience. We can find clothes easily, we don’t get stared at when we eat in public and so on. 

Ok, so far so good, nobody would argue with that fact. But I have several issues with labelling it “thin privilege”, firstly the word privilege and the tone of the articles I have read regarding this topic indicate that being thin, or “skinny” which gets thrown around lightly but no-one will dare say fat, is something that has been gifted to us, we haven’t earned it and we should thank our lucky stars that we’re in this position. 
Most people, especially those in the health & nutrition industry know only too well how hard maintaining/losing weight is and to hint that normal weight people are somehow blessed or “privileged” is quite insulting, but sadly nothing new. Now of course because I said I eat well and do a lot of exercise that also means I think every large person is bone idle and just eats pizzas all day long! No, it doesn’t! It means making ANY assumption about a person’s body shape is wrong. 

I feel very proud of myself when I see those scales going down, or when I get up 8am on a Sunday to go riding even though the sun is shining and I’d much rather have a few beers with my wife and friends. To suggest I should somehow feel privileged for that completely undermines the hard work and effort I (or anyone) does to maintain their healthy lifestyle. That doesn’t make me unaware of the battles large people go through, in fact, what I do with my life has nothing to do with what my patients do with theirs, which leads me on to my second issue.  

My second issue is also to do with the term “thin privilege”. It is a nonsense term and completely unnecessary. When our patients come to visit us, they will discuss with us the problems they face, not only with their food choices but with self -esteem, health issues and so on. We will listen to them and if we do not share the same problems we will use empathy to understand them and guide our patients through their journey. 
We already have the word, it is empathy, we do not need a new Insta-trendy, buzzword. If as a healthcare professional you are unable to empathise with your patients then may I suggest a career change? Politics perhaps. 

To repeat a previous point, what I do with my life has no bearing on my patient's lives and has no place in a consultation. They are there to talk about their lives not mine. If the boot was on the other foot and my coach was "acknowledging" their superior athletic ability or shall we say "athletic privilege", I would feel extremely patronised and would probably sever ties with that coach very quickly. 

Perhaps I am being too pedantic around terminologies and the use of words. However, I worry that we are going down a particular path where we will not be able to openly discuss weight, obesity and it's related health problems. Body size and shape should not be attributed to attractiveness, I will vigorously defend that there is not one "perfect" type of body in terms of what is "hot" or "sexy". We all have our own tastes and that is what makes the human race so amazing! However, obesity is not healthy, it just isn't. Many co-morbidities exist with obesity, we all know it and not discussing them does not make them go away. 

Saying "you're fat therefore ugly" is disgusting and should be stamped out immediately. But saying "you are overweight and need to make a change to improve your life" is not the same thing and should be what we are saying, but I fear we are becoming too scared of being labelled as "fat shamers". 

To repeat, I acknowledge that larger people have a tough time in regards to the society we live in, but as nutritionists/dietitians we are there to help them and we owe it to them to be honest. What use is saying "yeah I know I'm thin and my life is easier than yours"? 

During the debate, the topic of the genetic influence on body weight continued to appear, while it was beside my original point I will address it here.Yes genetics plays a large role in a person's size. The size of that role varies. However, does that mean we all just give up and say "its the genetics"? Because if that is the case then dietetics is dead!! I don't believe that is the case, some of us have been dealt a good hand in genetics, some haven't. That doesn't mean we can't make the best with what we've got. We can still strive to be the best version of ourselves and I strongly believe that externalising ourselves to the genetically thin and fat does us all a huge disservice. 

Wayne Bradley BSc (hons) MSc PG cert

viernes, 4 de enero de 2019

Pasó la Navidad... y nos hemos pasado

Ya ha pasado la parte más complicada de las fiestas y solo nos quedan los Reyes. 

Después de las principales comidas y cenas, estos días nos hemos dado cuenta de que han pasado factura. Nos sentimos hinchados, empachados, incómodos, indigestos; sentimos que hemos puesto algo de peso y hemos bebido más de la cuenta.

Muchos tendréis la tentación de parar por la farmacia y llevaros uno de esos productos detox que te ayudan a limpiarte por dentro tras los excesos navidadeños. Pero recordad lo que hablábamos aquí sobre las dietas detox: "No existe ningún tipo de evidencia científica que pruebe la eficacia de las dietas depurativas. Nuestro cuerpo ya tiene maneras (mediante nuestro hígado, riñón y piel) de deshacerse de las toxinas y elementos que nuestro cuerpo no necesita". Vale la pena volver a leerse este otro post que escribimos después del verano sobre las dietas depurativas y otros tipos de dietas son más efectivas que una de zumos. 

En fín, entonces, ¿qué hacemos? Nos hemos saltado nuestra rutina y ¡nos encontramos mal! Lo más efectivo es volver a nuestra alimentación habitual y escuchar lo que nos pide el cuerpo. Si no tenemos tanta hambre como antes de las fiestas, no hace falta que nos forcemos a comer las 5 comidas al día que solíamos antes del 24-D ni tampoco las mismas cantidades. 

¿Cuál es la clave? Incluir verdura en todas las comidas: nos aporta un montón de vitaminas y minerales que probablemente hayamos descuidado durante las fiestas y además es rica en fibra, que nos ayudará a ir al baño e ir regulando nuestro sistema intestinal (que puede haber variado y situarse en estreñimiento o diarrea).

Muy importante: no caer en el truco de los zumos. Los zumos, ya sean naturales o comerciales, son ricos en azúcares (algo que ya hemos tomado de sobra durante las navidades); así que mejor, la fruta entera, que nos haga masticar y sacie más y por más tiempo. Y para beber, ¡agua!

¿Qué más puedes hacer? Retomar la actividad física. En las fiestas probablemente nos hemos movido menos y si solíamos ir al gimnasio, seguro que no hemos ido tan a menudo. Empezar a movernos y a sudar nos ayudará a activar nuestro cuerpo, nos subirá el ánimo y ayudará a quemar un extra de calorías. Si no te gusta ir al gimnasio, prueba a hacer actividades en casa, youtube está lleno de ideas: zumba, yoga, tablas de ejercicios, abdominales, salsa. Busca una actividad que te motive e inclúyela en tu rutina semanal al menos 3 veces a las semana 20min para luego llegar a 5 veces a la semana 30min (ya sabes que la actidad física recomendada es de al menos 150 min a la semana).

Y sobre todo, ¡no te desanimes! Si te has pasado, te has pasado, ya está. No hay nada que hacerle; ahora vuelve a tu rutina de siempre y verás como empiezas a sentirte mejor en 3-4 días.

Si quieres saber que ejercicios serían más apropiado para tí o quieres empezar el año alimentándote mejor, no dudes en pedir una cita escribiéndonos a info@gabinetederueda.es 

Para conocer más sobre los servicios que ofrecemos visita: www.gabinetederueda.es 

miércoles, 24 de octubre de 2018

El Instituto flamenco nos trae una nueva pirámide saludable

Desde el Instituto Flamenco de Vida Saludable nos traen una nueva idea de pirámide saludable, traducida por Sinazucar.org.
 
Para aquellos interesados, al final pongo el pdf con la info en inglés y el artículo de Juan Revenga que se ha hecho eco desde hallazgo y el enlace a la foto/pdf traducido al español por SinAzucar.org.

¿Cómo seguir la pirámide?

Fuente: SinAzucar.org
  • Come, en proporción, más alimentos derivados de plantas que de animales.
  • Evita la comida ultraprocesada tanto como te sea posible.
  • No malgastes la comida.
¿Qué es mejor comer?
  1. Convierte los alimentos derivados de plantas la base de cada comida. Come una gran variedad de verduras, frutas, alimentos integrales y legumbres. Acompáñalos de pequeñas cantidades de nueves, semillas y aceites vegetales.
  2. Limita tu ingesta de productos animales. No hay necesidad de eliminar completamente la carne, el queso u otros productos de tu menú. Pero sí que debes reducir la cantidad.  
  3. Bebe agua. Es la mejor bebida cuando tienes sed. 
  4. Evita los ultraprocesados: caramelos, chuches, galletas, patatas fritas, refrescos, vino, cerveza. ¿Qué están buenos?  Quizás. Pero los comemos por placer. Estos productos contienen montones de harinas refinadas, azúcar, grasa, sal y alcohol.
  5. Varía tu dieta, que no sea aburrida.
  6.  Come en un horario regular y acompañado
  7. Come conscientemente y con moderación
  8. Transforma tu ambiente. Cambia tu entorno para que la elección saludable esté frente a ti. Por ejemplo, deja la fruta visible en la cocina y no tengas dulces ni galletas en el coche o en la de oficina.
  9. Poco a poco. No todo va a cambiar en un día, tienes que ir poco a poco pero siempre mantener tus metas en la cabeza.
  10. Disfruta lo que comes!!
 
https://juanrevenga.com/2017/10/una-nueva-y-buena-forma-de-reinterpretar-una-piramide-de-los-alimentos/ 

https://www.gezondleven.be/files/voeding/Healthy-Living-2017-Food-Triangle.pdf
https://www.gezondleven.be/files/voeding/Healthy-Living-2017-Food-Triangle-en-PA-Triangle-how-and-why.pdf

Foto traducida por SinAzucar.org, que se puede descargar desde su Dropbox https://www.dropbox.com/s/u1pduwfmxj860pt/trianguloNutricion.pdf

jueves, 25 de enero de 2018

Publicidad tóxica

La mayoría de la publicidad alimentaria (o marketing, para lo@ modern@s) está ahí para confundirnos y, en muchos de los casos, hacer que elijamos mal. Se nos ha metido en la cabeza que las grandes compañías se preocupan por nosotros y por nuestra salud, pero no hay nada más lejos de la realidad. ¿Es que acaso el "compromiso de /inserta marca conocida de refrescos aquí/ contra el sedentarismo" ha evitado que tus hijos se tomen casi 40gr de azúcar por lata? No, señores, si queréis ayudar, quitad ese producto del mercado o incluso mejor, Gobierno de España, pon el impuesto en los productos azucarados y que no te asusten los lobbies de la alimentación. 

Top anuncios de la tele que no deberían haber visto la luz:
  • Bollycao: con la niña de carita de ángel diciendo: "Yo el hierro me lo como a mordiscos". Pero alma de cántaro, ¿que vamos a poner ahora el bollycao como fuente de hierro? ¿Y sabes que más tiene el Bollycao? 166,5 kcal 8,5gr de azúcar y 6gr de grasa (y sí, también lleva grasa de palma). Y todo...por cuánto hierro? Ah, sí, 3,15mg de hierro por cada Bollycao. Que podrían sustituirse por un plato de lentejas, una tostada de pan integral con hummus, un filete de ternera, un par de huevos, etc. Es decir, que si nuestros hijos llevan una dieta equilibrada, el Bollycao se puede ir a la basura; si es que ya no saben que contarnos para que lo compremos!
  • El anuncio de Interporc, diciendo que el cerdo es carne blanca. Sé que a la industria cárnica le supuso un duro golpe que la OMS  dijera que no hay que comer tanta carne roja (aquí el link a la OMS). Algún estratega brillante se dijo: ya sé, pues vamos a decir que el cerdo es carne blanca y ya está - no problem!. Pero por desgracia la vida no es tan sencilla, y aunque la mona se vista de seda...  Os dejo aquí dos artículos que explican muy bien el tema de la campaña y la ética de Interporc y la clasificación del cerdo como carne roja 1 y 2. 
  • Salchichas de pollo de Campofrio: madre amorosa que le va a servir a su hijo una pechuga de pollo a la plancha, y el niño con los morros porque todos sabemos que el pollo es súper aburrido y una mierda en general. Y entonces le quita la tapa a la sartén y ¡sorpresa! ¡unas salchichas! Bien! Que eso sí que mola!  Si es que hasta parecen más sanotas que la pechuga, que sustitución tan perfecta. Y además si miramos el paquete tiene una lista taaan larga de sins que se nos hace la boca agua: sin fosfatos, sin colorantes, sin gluten... Pero espera, no habíamos visto en el punto anterior que lo de la carne tenía tema? Volvamos al link de la OMS: "¿Qué se considera carne procesada?  La carne procesada se refiere a la carne que ha sido transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado, u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación."  Y estas salchichas, son super naturales? porque con tanto "sin" deben estar recién salidas de un pollo. Ah, pues tampoco. Que si miras la denominación del producto (que ya está en letra más pequeña) te pone: Denominación del alimento:SALCHICHAS DE PECHUGA DE POLLO COCIDAS Y AHUMADAS. Palabrita mágica: ahumada. Significado: es una carne procesada que debemos consumir en muy pocas cantidades ya que está asociada con el cáncer. ¿Que aun así las queremos comer? Vale! Pero que no nos engañen pretendiendo ser carne fresca. Que hay que llamar a cada cosa por su nombre. 
  • Snatt: Mira que es mona María León, y la gracia que tiene. Pero los Snatts de hummus, hechos con harina de amor (o de legumbre), en realidad está hecho en su mayoría con harina de arroz. ¿Y los palitos de oliva? 4% de aceituna. Un poco menos y les podían haber llamado colines, pero eso ya no mola tanto. ¿Y los de tomate? Un 2%!!  Y los super mega palitos integrales? Pues tiene casi tanta harina refinada como integral: 33% y 35% respectivamente.
  • Aunque no ha salido por la tele (o yo no lo he visto) le voy a dejar un rinconcito especial a la campaña de Alcampo "La vida Azul". Para los que no la conozcan cito textualmente: "La selección de productos azules es la selección de productos que te ayudará a comer mejor". Con el hastag #BoicotAlcampo numerosos dietistas han expresado su indignación al haber encontrado productos como chocolate Milka o latas de la bebida energética y azucarada Monster. También incluyen productos como azúcar moreno o galletas Dinosaurus. Os invito a ver algunos videos: aquí y aquí. 
Aquí podéis ver una selcción de los maravillosos chocolates Milka, que por alguna razón aparecen en la selección de Alcampo (crédito a @nutri_rivers, que parece que se ha dado un buen paseo por Alcampo esta semana).

Yo simplemente me he paseado por la selección online de productos azules, encontrando perlas como croquetas rellenas de caña de lomo, colines "fuente de fibra" - para los que hayáis ido leyéndonos ya sabéis que por muy marroncitos que sean, éstos NO son integrales), conos de helado de nata y fresa, dulce de leche. En fín, que me da la sensación de que han metido los nombres de los productos en un bombo como el de El Gordo y ¡alegría! lo que salga, salió, que aquí no se le va pedir cuentas a nadie. 

En fin, vale que la publicidad es un mal necesario, pero que menos que pedir que sea honesta y que no nos intente empujar a tomar decisiones incorrectas mediante el uso de publicidad engañosa. Sí, puede que de momento sea legal, pero ¡tengamos un poco de ética, señores!

ACTUALIZACIÓN: @nutri_rivers ha hecho un video excelente que ha publicado recientemente sobre la campaña "La vida azul" de Alcampo 
Link a video


martes, 23 de enero de 2018

Musaka

Hoy te traemos una receta de Musaka, versión vegetariana. 

Es un plato de origen árabe (o griego) hecho a base de berenjenas, con carne de cordero especiada, con tomate y salsa blanca. La nuestra es una versión un poquito más sana, ya que en vez de carne de cordero vamos a usar soja texturizada y en vez de usar queso en la bechamel, lo vamos a poner solo encima.

Ingredientes
  •  2 berenjenas
  •  90gr de soja texturizada
  • 1 cebolla
  • 1 bote de tomate natural triturado sin azúcar
  •  2 ajos
  • 1 cucharadita de orégano, de canela y de pimienta.
  • 1/2 cucharadita de sal 
  • Mozarella light
  • Aceite de oliva
Para la salsa blanca: 50gr de harina de trigo integral, 200ml de leche desnatada y un poco de nuez moscada rallada


Método
  • Hidratamos la soja texturizada durante 10 minutos, con una cucharada de tomate natural triturado, un pellizco de sal y pimienta. Tras 10 minutos, escurrimos la soja en un colador y la ponemos a dorarse en una sartén con aceite de oliva. 
  • Mientras se dora, cortamos la berenjenas en rodajas de 2 cm de espesor y las doramos en otra sartén. Como son bastantes tiras, continuamos haciendo el relleno de soja mientras se van haciendo las berenjenas.
  • Picamos la cebolla finamente y la añadimos a la sartén con la soja. Cuando la cebolla esté ablandada, añadimos los ajos bien picados.
  • Añadimos la canela, el orégano, sal, y pimienta a la mezcla. Añadimos el tomate natural triturado y lo dejamos que se mezcle a fuego medio.
  • En un cazo añadimos la leche y la llevamos a hervir.
  • En otro cazo, salteamos la harina con un poco de aceite de oliva. Cuando esté dorada lo echamos en la leche que ya está hirviendo.
  • Batimos hasta que se deshagan los grumos y echamos un poco de nuez moscada y pimienta.
  • Calentamos el horno a 200º y engrasamos un molde para horno. 
  • Montamos nuestro plato: capa de berenjenas, capa de soja con tomate, capa de salsa blanca. 
  • Montamos capas hasta que nos quedemos sin materia prima y sobre la última capa ponemos 30gr de mozarella light. Lo metemos al horno 10 minutos y ¡voilá! Un plato completísimo y una nueva manera de tomar las legumbres!

martes, 9 de enero de 2018

No hay relación entre la leche de vaca de fórmula y el riesgo de padecer diabetes

En los últimos años, y debido al rápido aumento de los casos de diabetes de tipo 1 (diagnosticada normalmente cuando somos pequeños) y de tipo 2 (diagnosticada en la edad adulta),  se ha invertido mucho tiempo y dinero en tratar de encontrar las causas o desencadenantes de esta enfermedad. Una de las teorías es que los bebés alimentados con leche de vaca podrían tener mayor riesgo de desarrollar diabetes.

En 2010 se publicó un estudio finlandés en el que se observó que los bebés alimentados con leche con proteína de vaca tenían más anticuerpos relacionados con la diabetes de tipo 1 que aquellos alimentados con proteína de vaca hidrolizada (proteínas cortadas en trocitos pequeños para evitar una reacción inmunológica) (1).

El 2 de Enero de este año (2018) se ha publicado un estudio que señala justo lo contrario (2). Este equipo realizó un ensayo aleatorizado de control, en el que dividieron de 2159 bebés en dos grupos: 1) alimentados con leche de vaca (infantil) durante al menos 60 días y 2) alimentados con leche de vaca con proteínas predigeridas.  

Estudiaron a estos bebés hasta que el más pequeño cumplió 10 años y evaluaron los casos de diabetes, sin encontrar diferencias entre los dos grupos. Aunque han tardado 15 años en confirmar su hipótesis, por fin se pone fin a la controversia. 

 Parece que el desarrollo de diabetes de tipo 1 no depende del tipo de proteínas presentes en la leche de vaca de fórmula aunque quizás la leche materna sí que tenga un papel en su prevención (3). Recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante 6 meses y que posteriormente se deben empezar a ofrecer alimentos complementarios, pero sin abandonar la lactancia materna hasta los 2 años o más (4).

Referencias
1. Dietary manipulation of beta cell autoimmunity in infants at increased risk of type 1 diabetes: a pilot study. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15838685 
2. Effect of Hydrolyzed Infant Formula vs Conventional Formula on Risk of Type 1 DiabetesThe TRIGR Randomized Clinical Trial. https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/2667723?redirect=true 
3. Infant Feeding and Risk of Type 1 Diabetes in Two Large Scandinavian Birth Cohorts. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28487451
4. http://www.who.int/nutrition/topics/exclusive_breastfeeding/es/http://www.who.int/nutrition/topics/exclusive_breastfeeding/es/

lunes, 20 de noviembre de 2017

Nuevos rangos para la presión arterial

Hoy te traemos novedades.

Tras 14 años, la Asociaicón Americana del Corazón y el Colegio Americano de  Cardiología han actualizado sus guías para el manejo de la presión arterial. 

La hipertensión es la segunda causa de muerte por enfermedades cardíaca y por accidente cerebrovascular EVITABLE, solo superadas por el tabaquismo. Se lo conoce como el "asesino silencioso" porque a menudo no presenta síntomas, a pesar de su rol en el aumento significativo del riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Nos han sorprendido con unos nuevos rangos
  • Normal: menos de 120/80 mm Hg;  
  • Elevado: Número superior (sistólica) entre 120-129 y el número inferior (diastólica) menor que 80; 
  • Etapa 1: sistólica entre 130-139 o diastólica entre 80-89; 
  • Etapa 2: sistólica al menos 140 o diastólica al menos 90 mm Hg
Esto significa que el número de personas con un diagnóstico de hipertensión aumentará considerablemente, con lo que las actuaciones para identificar y tratar a esos pacientes se empezarán mucho antes de lo que se están empezando ahora. Con esto se pretende coger la enfermedad antes de que haya llegado a un punto en el que el daño producido sea irreversible. 

Aseguran que el número de personas con medicación no va a aumentar (aunque el número de personas con la enfermedad aumente) debido a que se van a priorizar el consejo sobre el cambio en el estilo de vida.

Las nuevas guías señalan que solo se va a recetar medicación para la hipertensión de Etapa I si el paciente ya ha tenido un evento cardiovascular como un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular, o tiene un alto riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular en base a la edad, la presencia de diabetes mellitus, enfermedad renal crónica o el cálculo del riesgo ateroesclerótico.

Las nuevas guías subrayan la importancia de utilizar la técnica adecuada para medir la presión arterial. Los niveles de la presión arterial deben basarse en un promedio de dos a tres lecturas realizadas en al menos dos ocasiones diferentes.


Aquí os dejo el link a las guías. Es especialmente interesante las recomendaciones para la medición de la tensión, pero ya haremos un artículo sobre ello en las próximas semanas.

http://hyper.ahajournals.org/content/early/2017/11/10/HYP.0000000000000065.full.pdf?download=true

jueves, 28 de septiembre de 2017

Aguacates light

Han llegado recientemente a nuestros supermercados una versión de los aguacates de los más rara.... aguacates light, aguacates con un 30% menos de grasa.

Muchos de vosotros nos habéis preguntado si son mejores que los normales y si deberíamos reemplazarlos en nuestro día a día. 

Y la respuesta es no.

¿Y por qué es no? Como decimos muchas veces en la consulta, nuestro cuerpo necesita grasas y éstas deben estar presentes en nuestra dieta a diario, tanto saturadas como insaturadas. Las grasas son la manera que tiene nuestro cuerpo de asimilar las vitaminas liposolubles, como A, E, D K y son además la única fuente de ácidos grasos esenciales, que nuestro cuerpo no puede obtener de otra manera. 

El aguacate "normal" es rico en grasa monoinsaturada (como el aceite de oliva), que en la actualidad recomendamos en las dietas cardioprotectoras para reducir el colesterol LDL y aumentar el HDL. Además, la grasa presente en el aguacate nos produce saciedad, lo que nos ayudará a picar menos más tarde. 

En resumen

Come aguacate cuando te apetezca, 100% grasa y españoles. No esos de Isla Bonita que nos han traído recientemente que ni sabemos de dónde vienen. Cómelo en sándwich (integral sin azúcar, claro), con tomate, con huevo, con salmón, machacado, con pollo... Las grasas no son malas y ¡son necesarias! Así que ¡dísfrutalas!


martes, 29 de agosto de 2017

¿Tenemos que depurarnos después de vacaciones?

Aunque ya hablamos de las dietas Detox aquí, ahora a la vuelta del verano parece que el único tema de conversación.

Tras los excesos veraniegos puede que volvamos a casa con unos kilitos de más o con algo más de tripita y no nos gusta. Queremos hacer algo para remediarlo y volver a nuestro antiguo ser y las dietas detox parece que son las solución perfecta. Un ejemplo sería Drinks 6, que nos sugiere hacer un cleansing a nuestro organismo tomando unos zumos de verdura y frutas que venden en su página web. Otros nos sugieren eliminar ciertos alimentos de nuestra dieta y añadir otros como baya de goji por su efecto antioxidante. 
Se nos promete una mayor energía, una pérdida de peso de 3-4 kg en un par de semanas, una mejor concentración y en palabras de "Drink 6": te sentirás más puro, equilibrado y ligero. 

¿Que tienen de cierto?

Sabemos que las dietas Detox no tienen fundamento científico probado y que pueden provocar efectos adversos (1, 2, 3). También sabemos que nuestro cuerpo tiene ciertos órganos que se encarga de librarnos de toxinas constantemente, no solo las del alcohol o las frituras, sino de las del aire o del agua. Estos órganos son el hígado, los riñones y la piel. Y no necesitan nuestra ayuda para realizar su trabajo, ya que son tremendamente eficientes.

También sabemos que las frutas tienen un contenido elevado en fructosa, que es un tipo de azúcar. Esto no es un problema cuando tomamos la fruta entera, ya que la fruta presenta de forma natural fibra, que no consumimos cuando nos hacemos un zumo. No solo no nos va a ayudar a adelgazar sino que va a ser contra-producente. Una ingesta tan grande de fruta produce una subida de azúcar en sangre y nuestro cuerpo responde acumulando más grasa (ya que ha llegado un torrente de azúcar/energía y no lo puede procesar de una vez). También cabe mencionar que esto está desaconsejadísimo para diabéticos y que éstos deben consumir la fruta entera para evitar estos picos de azúcar.

Además el acto de masticar contribuye a saciarnos, más que si nos bebiéramos 5 manzanas. Y si lo pensamos bien.... ¿podríamos comernos 5 manzanas? Casi seguro que no, nos sentiríamos muy llenos!! Tomar tus 5 raciones de fruta y verdura en forma de zumo NO es una buena opción. De hecho, en la mayoría de las guías alimentarias no recomiendan más de un zumo de frutas al día y además, no te dejan contar más de uno como porción de fruta dentro de las 5 al día.

Paso número dos de las dietas detox: eliminar algún alimento (lácteos, trigo, etc). En general, eliminar un alimento que forma parte de nuestra dieta nunca es una buena solución. Si elegimos pan, lo único que haremos es pensar en pan todo el día, cuando el pan, de por sí, si no tenemos ninguna patología (ej. alergia al trigo), no es dañino e incluso es muy beneficioso si elegimos las opciones integrales (ya lo hablamos aquí). 
Por ejemplo, si a mi me dijeran que tengo que eliminar los lácteos de mi dieta, incluso si es durante solo 2 semanas, me harían completamente infeliz. Me gusta tomar mi café con un poco de leche y desayunar mis copos de avena con leche de vaca (he probado otras y no me entusiasman). Además, tomar un yogur después de cenar con semillas de sésamo mientras leo un ratito me produce un placer y una relajación sin igual. En mi caso, esa recomendación significaría prescindir de mi avena, que es un alimento increíblemente saludable y del yogur. Y ese gurú alimentario se va a asegurar de que consigo mi calcio de fuentes vegetales? No creo. Por eso estas dietas/consejos generalizados no funcionan. Cada persona es un mundo y y se necesita atención personalizada para asegurarnos de que no hacemos infeliz a nadie ni exigimos una dieta poco realista y difícil de seguir.


Paso número tres: añadir algún super-alimento, especialmente alimentos antioxidantes. Cabe destacar que la mayoría de las frutas son antioxidantes, y que no necesitamos comprar suplementos caros para obtener nuestra ración diaria de antioxidantes. Ejemplos serían las uvas, los arándanos, fresas, frambuesas, los tomates, las verduras de hoja oscura como las espinacas, la col rizada, el brócoli, las lentejas, la soja... Todos vienen cargados de montones de vitaminas y minerales que nos ayudarán a sentirnos mejor. 
Y es que no hay ninguna diferencia entre un bol de avena con bayas de goji y uno con frambuesas y arándanos...bueno sí, el precio.

¿Entonces que hacer a la vuelta del verano?
Lo ideal sería no haber variado mucho los hábitos que llevábamos durante el resto del año. Nuestra alimentación debe ser algo que disfrutemos día a día y no algo que nos suponga un esfuerzo y nos cueste mantener. Si éste es el caso, habla con tu dietista para realizar cambios en tu alimentación para que te sea más llevadero. 
Pero si ya es tarde y hemos cometido muchos excesos, lo importante es que volvamos a nuestra dieta de siempre cuanto antes.

Nuestro plato debe consistir en verduras (la mitad del plato) e incluir proteínas como pollo, ternera, pavo, o legumbres como lentejas, garbanzos en un cuarto e hidratos de carbono en el otros (patata, pan integral, pasta integral, quinoa, arroz integral). Asegurarnos de que bebemos agua (especialmente ahora que hace tanto calor) e incluir frutas diariamente. 



Referencias

1. Javadzadeh HR, Davoudi A, Davoudi F, Valizadegan G, Goodarzi H, Mahmoodi S, Ghane MR, Faraji M. Citrullus colocynthis as the Cause of Acute Rectorrhagia. Case Rep Emerg Med. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23819072
2. Bo-Linn GW, Santa Ana CA, Morawski SG, Fordtran JS. Purging and calorie absorption in bulimic patients and normal women. Ann Intern Med. 1983 [cited 2013 Dec 10];99(1):14-7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6190422

3.Acosta RD, Cash BD. Clinical effects of colonic cleansing for general health promotion: a systematic review. Am J Gastroenterol. 2009 Nov;104(11):2830-6.http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19724266

sábado, 8 de julio de 2017

Los dietistas-nutricionistas advierten que el consumo moderado de alcohol aumenta el riesgo de cáncer

Hoy nos hacemos eco de una publicación del Consejo General de Dietista-Nutricionistas. 

Lo hemos comentado muchas veces a varios post de nuestro blog, y es una satisfacción ver que el Consejo de Dietistas se ha pronunciado ocnun comunicado oficial de la misma manera que nosotros.

El link está aquí y el texto completo a continuación. 

El Consejo General de Dietistas-Nutricionistas y la Academia Española de Nutrición y Dietética manifiestan su total apoyo al contenido y conclusiones de la publicación realizada por la United European Gastroenterology (UEG)respecto al consumo de alcohol y sobre la que varios medios de comunicación se han hecho eco esta semana. Además tanto el Consejo como la Academia ponen el acento en alertar a la población que el consumo habitual, aun el considerado como moderado (las famosas dos copas de vino/cerveza para el hombre y una copa para la mujer) aumenta considerablemente el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

El análisis  anteriormente citado arroja un dato preocupante, según la UEG la población está muy confundida con respecto a los efectos reales que tiene el consumo moderado de alcohol sobre la salud. De hecho, el estudio indica que 9 de cada 10 personas de la unión europea no sabe que el consumo de alcohol (inclusive moderado) aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

Por todo ello, tanto el Consejo como la Academia de dietistas-nutricionistas denuncian que en España existen entidades privadas constituidas para defender el consumo moderado de algunos tipos de alcohol, como por ejemplo el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), y que en muchas ocasiones dichas entidades encuentran apoyo científico e institucional en entidades públicas al servicio de la salud pública.  Los estudios de revisión y de investigación primaria realizados o encargados por el CICS, raramente son publicados en revistas científicas, y suelen presentan importantes limitaciones en cuanto a poder estadístico (la investigación primaria) y evaluación parcial o incompleta de las pruebas (estudios de revisión), por lo que sus conclusiones deben ser tomadas con mucha precaución. Ambas entidades quieren recordar que los estudios del CICS entran en conflicto directo con las recomendaciones de la United European Gastroenterology (UEG), la World Cancer Research Fund y la Organización Mundial de la Salud de no apoyar el consumo moderado de ningún tipo de alcohol.

Los dietistas-nutricionistas como profesionales de la salud, instan al resto de profesionales sanitarios a que contribuyan a hacer llegar a la población un mensaje más claro y acorde a las conclusiones que arrojan las publicaciones: no existe un nivel de consumo ni tipo de alcohol libre de riesgos para la salud. Por tanto, se debe abandonar  el discurso sobre los posibles efectos beneficiosos del consumo moderado de alcohol y la salud cardiovascular que se ha mantenido en las últimas décadas, ya que potentes estudios de revisión de los estudios publicados señalan importantes deficiencias y errores sistemáticos realizados en los estudios que apoyan este discurso, y concluyen que no existe un beneficio neto para la salud derivado del consumo moderado de alcohol en comparación a la abstención.
Para la prevención del cáncer, la mejor estrategia es no tomar ninguna bebida alcohólica, o a lo sumo consumirlo de manera esporádica, limitando su ingesta al máximo. Según la UEG, el consumo de 1 bebida de alcohol (sin importar el tipo) al día aumenta el riesgo de cáncer de esófago, el consumo de 1-4 bebidas de alcohol (sin importar el tipo) aumenta el riesgo de cáncer colorectal. 

La UEG concluye que debe existir una prioridad a nivel de salud pública: “debe propiciarse un cambio en la actitud pública con respecto a la percepción del riesgo para la salud derivado del consumo moderado de alcohol”. Para ello, deben usarse todas las herramientas políticas, sociales y científicas posibles: desde la aplicación de regulaciones más estrictas sobre las bebidas alcohólicas que conduzca a una disminución de la asequibilidad, disponibilidad y accesibilidad  al alcohol, pasando por campañas de comunicación y unidad entre entidades científicas y sociales.


 

lunes, 3 de julio de 2017

El Índice Glucémico



El índice glucémico (IG) es una manera de clasificar los hidratos de carbono dependiendo de cuánto aumentan el nivel de azúcar en sangre después de su ingestión. Se usa como referencia a la glucosa (IG 100) y se comparan otros alimentos con ella. Es importante elegir alimentos con un bajo IG cuando tenemos diabetes porque nos ayuda a regular los niveles de azúcar y lípidos en sangre. Además estos alimentos nos ayudan a perder peso ya que ayudan a controlar el apetito y retrasan la sensación de hambre. 


Cuando tomamos un alimento rico en hidratos de carbono, nuestro cuerpo segrega una hormona, insulina, que ayuda a la glucosa a entrar en las células para ser utilizada. Sin embargo, cuando este alimento posee un alto índice glucémico, segregamos mayor cantidad de insulina. Cuando nuestro cuerpo detecta que hay gran cantidad de insulina circulando, activa el metabolismo de grasas a través de una serie de cascadas metabólicas y terminamos almacenando el exceso de glucosa en forma de grasa, ya que poseemos limitado espacio para acumular glucosa en nuestro cuerpo, pero gran cantidad de espacio para almacenar grasas.

lunes, 26 de junio de 2017

Lino: más allá de la ropa

Estoy segura de que todos hemos visto o poseído una prenda de lino en algún momento de nuestra vida. Éstas se elaborar a partir del tallo, mientras que las semillas son edibles y tienen un interés nutricional bastante alto.
 
Semillas de lino o linaza 

Estas semillas son una excelente fuente de mangesio, manganeso, tiamina (Vitamina B) y fibra. También nos aportan selenio, proteínas y cobre.  

Las semillas de lino tienen además:
  • Fitosteroles como los lignanos, que actúa como antioxidante
  • Ácido alfa linolénico (omega 3)
  • Gamma tocoferol (una forma de la vimaina E) 

Y su aporte de fibra y calcio es considerable: 30gr de semillas de lino contiene unos 7gr de fibra y unos 77gr de calcio. 

Es importante recordar que para consumirlas y aprovechar todos sus nutrientes al máximo, debéis remojarlas durante una noche, tostarlas o machacarlas con un mortero o un procesador de alimentos. 

Y se pueden añadir al yogur, leche, avena o gachas, ensaladas, masas de pizza, de quiche, masa de pan, al aguacate en una tostada de pan y aguacate, se puede usar en el rebozado de las carnes y pescados o regar algunos platos con ellas para darles un toque crujiente. 

Fuente: AICR: Flaxseed.

martes, 20 de junio de 2017

¿Qué es Pre-diabetes?

La pre diabetes es una condición en la que los niveles de azúcar en sangre (glucosa) están por encima de los niveles normales, pero no lo suficientemente altos como para clasificarlo como diabetes. Es una condición generalmente REVERSIBLE si se hacen ciertos cambios en el estilo de vida. 

En la tabla inferior encontraréis las pruebas más frecuentes para diagnosticar diabetes y pre diabetes con los valores normales y límite.



El término HbA1c se refiere a la hemoglobina glicosilada. Se desarrolla cuando la hemoglobina, una proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno por todo el cuerpo, se une con la glucosa en la sangre , convirtiéndose en ' glicosilada '.



Cuando medimos la hemoglobina glicosilada  obtenemos  una visión global de nuestros niveles medios de azúcar en sangre durante los últimos 3 meses.
HbA1c también se conoce como hemoglobina A1c o simplemente A1c  En la imagen inferior encontrarás estos valores en más detalles (1).



En España hay actualmente alrededor de 2,9 millones (actualizado: 3,5millones en 2015, IDF)de personas con diabetes, y unos 2,5 millones con pre diabetes (2). La diabetes es la principal causa de enfermedad cardiovascular, renal, ceguera y de amputación. En la Unión Europea, un 70-80% de los enfermos de diabetes mueren debido a la enfermedad cardiovascular. 
En España tenemos estas estadísticas (3, 4, 5, 6, 7 ,8 ):  
  • El 12% de las personas con diabetes tipo 2 sufre enfermedad coronaria
  • El 10% sufre de infarto
  • El 24% sufre neuropatía
  • El 29% sufre retinopatía, lo que puede ocasionar ceguera
  • 1,4% de las personas con diabetes termina necesitando una amputación
Las buenas noticias es que la pre diabetes es reversible y uno puede reducir sus niveles de glucosa en sangre adoptando un estilo de vida más saludable y haciendo ejercicio de manera regular. 

martes, 30 de mayo de 2017

La evidencia tras la Dieta Alcalina

A menudo en nuestro Gabinete Dietético nuestros clientes nos preguntan cuál es nuestra opinión de ésta o aquella dieta que está de moda en ese momento. Una dieta “de moda” es la que encontramos en revistas o periódicos. Normalmente son la cura para todos nuestros males y por supuesto, son seguidas por una multitud de famosos, dispuestos a poner su cara en los anuncios pertinentes. 

La primera oleada de esta dieta es seguida por libros de cocina, aplicaciones para el móvil y suplementos dietéticos que tenemos que comprar.  Muchas de estas dietas se pueden rechazar inmediatamente por lo ridículo de su principio, por ejemplo, la dieta del jarabe de arce. Sin embargo hay algunas que no son tan fáciles de identificar de primeras y que tenemos que estudiarlas con más detalle.

Una de estas dietas es la dieta alcalina (también conocida como la dieta de la comida alcalina o la dieta ceniza-alcalina). No es que sea una novedad, pero ha persistido durante varios años, va y viene como un resfriado y tiene el apoyo de famosos. Muchos de nuestros pacientes la encuentran confusa, ya que de primeras no parece ir por mal camino.  Con este artículo queríamos examinar la evidencia sobre esta dieta y compartir nuestros descubrimientos.

La Dieta

El principio fundamental de la dieta es el equilibrio. Como sabemos, al cuerpo humano le gusta estar en un estado de equilibrio (homeostasis). Dos ejemplos claros son la temperatura y la glucemia. El cuerpo humano tiene varios mecanismos a mantener éstos. Lo mismo puede decirse de pH, de acuerdo a Greenopedia, los niveles de pH son “la clave de la vida”1.

La escala de pH es una medida de cuánto de ácido o de base (alcalina) es una sustancia. De 0-6,9 es ácida, 7 es neutral y 7,1-14 es alcalina. El pH de la sangre está estrechamente controlado en un rango ligeramente alcalino, entre 7,35 – 7,452. Como norma general deberíamos mantenernos alejados de esa gente que declara que el cuerpo humano tiene que estar en un estado alcalino. Aunque esto es verdad cuando hablamos de la sangre, existen diferentes rangos de pH óptimo según en qué parte de nuestro cuerpo nos encontramos. La saliva, por ejemplo, es ligeramente ácida con un pH de entre 6,35 – 6,85. La gente que afirma que el cuerpo necesita estar en un estado alcalino simplemente no entiende este concepto.

Ahora volvamos al tema de la dieta. Los principios sobre los que se basa la dieta alcalina son que cuando metabolizamos la comida nos deja con un residuo (una ceniza) que es ácido o alcalino. Cuanta más comida comemos, más ácida es la sangre, lo que entonces nos ocasiona problemas de salud. Por supuesto, si comemos más comidas alcalinas ocurre lo opuesto. También, de acuerdo a Greenopedia, cuando no comemos suficiente comida alcalina nuestro cuerpo tomará magnesio, calcio y fósforo de nuestros huesos con el objetivo de devolver nuestro pH en sangre al rango normal1. En numerosísimas ocasiones los partidarios de la dieta alcalina citan la preservación de la salud de los huesos y la prevención de osteoporosis como una de las características clave de la dieta. Otras afirmaciones incluyen una mejora en la salud del sistema inmune y la todopoderosa prevención del cáncer.

La comida


En esta dieta los alimentos son clasificados como ácidos o alcalinos de acuerdo a sus potenciales de carga renal ácida (PRAL). La PRAL es un cálculo creado por los médicos Remer y Manz3. Básicamente cuanto más alto es el PRAL de una comida, más ácida es y por lo tanto, más acida es la orina (notad que hemos dicho orina y no sangre). Los seguidores de la dieta alcalina deben intentar comer un ratio de 80% - 20% a favor de las comidas alcalinas o las comidas con un PRAL muy bajo. Esto significa que deben tomar una dieta rica en verduras y frutas y minimizar el consumo de azúcar, granos, lácteos, carne y pescado.

La evidencia

Como con la mayoría de las dietas de moda, podemos encontrar una cantidad abrumadora de “evidencia” en las páginas web y los medios de comunicación social. Sin embargo cuando miramos con atención estas páginas nos damos cuenta de que es imposible encontrar ni una sola referencia a un ensayo clínico (evidencia real). Y ¡sorpresa! Lo que sí que hay son muchos enlaces a tiendas online para comprar libros y suplementos para llevar a cabo la dieta. En ocasiones este tipo de dietas tienen incluso un punto divertido (ej. la dieta del potito) pero consideramos que es muy grave  declarar que una dieta puede prevenir cáncer sin evidencia y aprovecharse de personas que están en situaciones vulnerables para sacar un beneficio económico.    

La dieta alcalina y cáncer


Vamos a empezar con el cáncer: “No hay ningún tipo de literatura científica que pueda determinar el beneficio de una dieta alcalina en la prevención del cáncer2”. Punto.
Sin embargo sí es interesante que algunos (no todos) agentes quimioterapéuticos funcionan mejor en un ambiente alcalino. Ha sido sugerido que usar sustancias como el bicarbonato de sodio puede mejorar regímenes de tratamiento2. Suponemos que el bicarbonato de sodio podría funcionar incrementando la cantidad del bicarbonato del cuerpo (el bicarbonato es un buffer abundante que se puede encontrar en el fluido extracelular). La gente que tiene experiencia en el mundo de la nutrición deportiva estará muy familiarizada con el bicarbonato y sus desagradables efectos secundarios.

La dieta y la salud de los huesos

Un punto clave para los seguidores de la dieta alcalina es que al comer comidas alcalinas el cuerpo no necesita usar el calcio de los huesos para incrementar el pH de la sangre. Los primeros estudios en animales y en humanos demostraron que una dieta alta en proteína causaba un aumento en la pérdida de calcio en la orina. Originalmente se pensó que era debido a un proceso de resorción ósea, posiblemente ocasionado porque el cuerpo usaba calcio como un buffer4.  Sin embargo, los estudios más recientes han demostrado que el aumento en la pérdida de calcio en la orina es en parte debido a un aumento en la absorción de calcio en el intestino y no al aumento en la pérdida del hueso2,4. De hecho, la evidencia más reciente ha demostrado que no sólo el enlace entre la carga ácida y la salud del hueso no es muy fuerte5, sino que además una ingesta adecuada de proteína puede ser beneficioso para los huesos2,4.
El consenso general es que, teniendo en mente la salud de los huesos, un aumento en la ingesta de fruta y verdura es más importante que limitar la ingesta de proteína.

El pH de la sangre y la orina

Aunque muchos de los seguidores de la dieta alcalina se refieren al pH de la sangre y la orina como si fueran lo mismo, éste no es el caso. Como sabemos, el pH de la sangre está muy estrictamente controlado para que se pueda mover en un rango muy pequeño. Si este no fuera el caso habría consecuencias muy graves, siendo la muerte la más grave y menos deseable.


El cuerpo humano tiene varias herramientas para mantener el pH de la sangre en el rango óptimo: buffers intracelulares (lee nuestro post sobre la beta alanina), los aminoácidos que pueden actuar como buffers, la exhalación de dióxido de carbono y el riñón. Estos mecanismos actúan rápidamente y pueden retornar el pH de la sangre a su rango normal en minutos6.

La realidad es que la comida tiene poco o ningún efecto sobre el pH de la sangre2, sin embargo, sí que tiene un efecto sobre el pH de la orina, que puede variar de ácida a alcalina. La orina ácida es un proceso normal y nuestro cuerpo lo utiliza de forma habitual para mantener que pH en el rango óptimo y aunque la orina ácida de forma crónica puede aumentar el riesgo de los cálculos renales2, una dieta equilibrada debería ser suficiente para evitarla.

Siempre nos cuentan en las revistas como los famosos siempre llevan tiras reactivas de pH para ver que “en qué estado están sus cuerpos” pero en realidad lo único que están comprobando es el estado de su orina y NO la salud en general.

Conclusión

Aunque una dieta que fomenta el consumo de frutas y verduras y evitar la comida basura es beneficiosa, las declaraciones que afirman que la dieta alcalina nos ayuda a evitar la osteoporosis y el cáncer son engañosas y no están apoyadas por la comunidad científica. Siempre debemos empezar a sospechar cuando en vez de artículos científicos, encontramos referencias a revistas y libros, o testimonios de “a mí me funciona”.

Tampoco estamos muy convencidos de la idea de que limitar el consumo de la proteína es bueno para la salud de los huesos. De hecho, como hemos visto, la evidencia científica nos dice que la proteína puede tener un efecto protector para los huesos. Definitivamente ¡no recomendaríamos esta dieta ni a ancianos ni a deportistas!


En conclusión, los beneficios asociados con esta dieta no tienen nada que ver con el pH y es más probable que ocurran debido al aumento en el consumo de las verduras y frutas junto con el consejo de evitar la comida procesada.    

Referencias

1. http://greenopedia.com/alkaline-diet-benefits/
2. GK Schwalfenberg , Journal of Environmental and Public Health 2012, The Alkaline Diet: Is There Evidence That an Alkaline pH Diet Benefits Health?
3. Remer T1, Manz F. J Am Diet Assoc. 1995 Jul;95(7):791-7.Potential renal acid load of foods and its influence on urine pH.
4. C Geissler & H Powers 2005,Human nutrition 11th Edition. Elsevir
5. Garcia AH1, Franco OH2, Voortman T1, de Jonge EA3, Gordillo NG4, Jaddoe VW5,Rivadeneira F6, van den Hooven EH Am J Clin Nutr. 2015 Dec;102(6):1595-603. 2015. Dietary acid load in early life and bone health in childhood: the Generation R Study.
6. GJ Tortora & S Reynolds Grabowski. 1996, Principles of anatomy & physiology 8th Edition. Harper Collins.