Mostrando entradas con la etiqueta Colesterol. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Colesterol. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de abril de 2019

Thin Privilege: An Update

After another lively debate on Facebook regarding this topic I spent most of the other night thinking about it and my reaction to it. 
Is this where I suddenly repent and accept my thin privilege? No, it isn't. I still don't like the term, the concept and everything it entails and here is why.
When I read the original article and the comments associated with it it made me angry because deep down I didn't think I was getting any kind of privilege for being thin. Yes as a man, and although I really didn't want to bring race into it, a white man, I fully acknowledge the society we live in has been constructed in my favour. I accept that, and if it will change anything, which I doubt it will, I acknowledge that privilege. 

The comments I received mostly seemed to indicate that I was denying that "weight bias" "body diversity" "Sizeism" and so on existed, which was not the case. What I didn't like was first the assumption that people are "naturally thin", and that my life is easy because I am thin, You have no idea about my life just as I don't about yours, any assumption based on appearance is wrong. 
This point didn't seem to be accepted and I continued to receive anecdotes about people's lives and how they struggle with discrimination, which, at the risk of sounding like a stuck record I didn't deny existed.

After being directed towards research around weight bias and wages, a couple of points jumped out at me and made me rethink why I am reacting this way. 
In an article in the Journal of Applied Psychology (1) it was demonstrated that thinner women get paid more, not surprising, but the opposite was true for men. In fact, larger men get paid more up until the point of obesity. And a quote lifted from an article on Forbes (2) based on the study said. "Skinny men, indeed, are often regarded as nervous, sneaky, afraid, sad, weak, and sick, where men of well-proportioned build are associated with traits such as having lots of friends, being happy, polite, helpful, brave, smart, and neat." 

So is this really "Fat Vs Thin"? Or is it just another example of different rules for men and women?

I started thinking through my experiences in work and the times I've had to say "yes I do eat" or "no I am not addicted to heroin", did me being a thin man (as opposed to just thin) have something to do with this? 
Or the times I felt I wasn't taken seriously in staff meetings. I had always assumed it was because I was one of the youngest in the room (sadly no longer the case) but maybe it was because I was thin? 
While I can still find clothes that fit me in most shops I have noticed that I have had to drop down a size from M to S with no major change in body weight. It appears that provisions are being made to spare men's feelings by simply shifting everything up one size which is not happening for women. So is this really "thin privilege" or just plain old sexism? 
Is it possible that as a man "thin privilege" doesn't extend to me? Or at least not as much as it does for women? 

Rethinking where I stand on this topic I still reject the term thin privilege because I think it diverts away from the real issue which is what society expects of women. It looks like as a man I can put on a few kilos and not suffer any negative consequences, up to a point, whereas women cannot. And to me that is sexism not thin privilege. 

1.  2011 Jan;96(1):95-112. doi: 10.1037/a0020860.
2. https://www.forbes.com/sites/freekvermeulen/2011/03/22/the-price-of-obesity-how-your-salary-depends-on-your-weight/#29a06bbb3d9a

viernes, 5 de abril de 2019

No, we don’t need to talk about thin privilege

 Update: I have modified slightly my opinion on the term thin privilege which can be read here

This is an opinion piece by Wayne Bradley and does not reflect anybody else's views associated with this blog.

Recently I found myself in a debate with fellow nutritionists and dietitians on the Build Up Dietitians Facebook page regarding the concept of thin privilege. Thin privilege is as follows, we “thin” people live in a world where we don’t experience the stigma and prejudices that overweight people experience. We can find clothes easily, we don’t get stared at when we eat in public and so on. 

Ok, so far so good, nobody would argue with that fact. But I have several issues with labelling it “thin privilege”, firstly the word privilege and the tone of the articles I have read regarding this topic indicate that being thin, or “skinny” which gets thrown around lightly but no-one will dare say fat, is something that has been gifted to us, we haven’t earned it and we should thank our lucky stars that we’re in this position. 
Most people, especially those in the health & nutrition industry know only too well how hard maintaining/losing weight is and to hint that normal weight people are somehow blessed or “privileged” is quite insulting, but sadly nothing new. Now of course because I said I eat well and do a lot of exercise that also means I think every large person is bone idle and just eats pizzas all day long! No, it doesn’t! It means making ANY assumption about a person’s body shape is wrong. 

I feel very proud of myself when I see those scales going down, or when I get up 8am on a Sunday to go riding even though the sun is shining and I’d much rather have a few beers with my wife and friends. To suggest I should somehow feel privileged for that completely undermines the hard work and effort I (or anyone) does to maintain their healthy lifestyle. That doesn’t make me unaware of the battles large people go through, in fact, what I do with my life has nothing to do with what my patients do with theirs, which leads me on to my second issue.  

My second issue is also to do with the term “thin privilege”. It is a nonsense term and completely unnecessary. When our patients come to visit us, they will discuss with us the problems they face, not only with their food choices but with self -esteem, health issues and so on. We will listen to them and if we do not share the same problems we will use empathy to understand them and guide our patients through their journey. 
We already have the word, it is empathy, we do not need a new Insta-trendy, buzzword. If as a healthcare professional you are unable to empathise with your patients then may I suggest a career change? Politics perhaps. 

To repeat a previous point, what I do with my life has no bearing on my patient's lives and has no place in a consultation. They are there to talk about their lives not mine. If the boot was on the other foot and my coach was "acknowledging" their superior athletic ability or shall we say "athletic privilege", I would feel extremely patronised and would probably sever ties with that coach very quickly. 

Perhaps I am being too pedantic around terminologies and the use of words. However, I worry that we are going down a particular path where we will not be able to openly discuss weight, obesity and it's related health problems. Body size and shape should not be attributed to attractiveness, I will vigorously defend that there is not one "perfect" type of body in terms of what is "hot" or "sexy". We all have our own tastes and that is what makes the human race so amazing! However, obesity is not healthy, it just isn't. Many co-morbidities exist with obesity, we all know it and not discussing them does not make them go away. 

Saying "you're fat therefore ugly" is disgusting and should be stamped out immediately. But saying "you are overweight and need to make a change to improve your life" is not the same thing and should be what we are saying, but I fear we are becoming too scared of being labelled as "fat shamers". 

To repeat, I acknowledge that larger people have a tough time in regards to the society we live in, but as nutritionists/dietitians we are there to help them and we owe it to them to be honest. What use is saying "yeah I know I'm thin and my life is easier than yours"? 

During the debate, the topic of the genetic influence on body weight continued to appear, while it was beside my original point I will address it here.Yes genetics plays a large role in a person's size. The size of that role varies. However, does that mean we all just give up and say "its the genetics"? Because if that is the case then dietetics is dead!! I don't believe that is the case, some of us have been dealt a good hand in genetics, some haven't. That doesn't mean we can't make the best with what we've got. We can still strive to be the best version of ourselves and I strongly believe that externalising ourselves to the genetically thin and fat does us all a huge disservice. 

Wayne Bradley BSc (hons) MSc PG cert

jueves, 5 de julio de 2018

Publicidad enmascarada

Sé que todos tenemos una lista de blog y webs que generalmente proporcionan información objetiva, sin intereses económicos y de las que, en general, nos podemos "fiar".

Hoy solo quiero resaltar cómo algunos de ellos se pasan "al lado oscuro" e intentan confundir a sus lectores con publireportajes camuflados, que contiene información no verídica y que contradice muchas veecs artículos previos del mismo blog.

Aquí os dejo el link al culpable de que autores como Juan Revenga se hayan dado de baja y ya no colaboren con el blog Alimente de El confidencial (psst: venderse tiene su precio, chicos!)

https://www.alimente.elconfidencial.com/consumo/2018-06-22/zumo-fruta-envasado-azucares-anadidos-asozumos-bra_1581227/

Esto, en realidad, es un anuncio de Asozumos (lo pone arriba bien pequeñito, como para que no se vea) intentando hacerse pasar por un reportaje de salud o pseudocientífico. Recordemos que la Organización de la Salud (además de numerosos especialistas) tiene muy claro que el azúcar de los zumos se considera azúcar libre, que es el que hay que limitar.
http://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet
http://www.who.int/nutrition/publications/guidelines/sugar_intake_information_note_es.pdf

En fin, que hay que asegurarse periódicamente de que los valores de nuestros blog habituales siguen siendo  los mismos y que no los venden al mejor postor.


 

jueves, 10 de mayo de 2018

Aceite de coco VS aceite de oliva

El tema del aceite de coco es como una moda que va y viene. No se ha conseguido decir rotundamente si es la nueva panacea o el último demonio a evitar.

Espero que con este artículo te lo aclaremos una vez por todas.

El aceite de coco es un aceite comestible extraído de la carne de cocos maduros cosechados de la palmera de coco. Es un aceite rico en grasas saturadas  (un 90%) por lo que resiste el enranciamento por mayor tiempo que otros aceites. 

La grasa saturada del aceite de coco consiste principalmente en ácido láurico, un ácido graso de cadena media, y de ácidos grasos saturados de cadena más larga, como el ácido mirístico y el ácido palmítico. El aceite de oliva, por otro lado, es alto en ácido oleico (75%), un ácido graso monoinsaturado, siendo el resto una combinación de ácidos grasos poliinsaturados y saturados. 

Ambos aceites contienen una gran cantidad de antioxidantes. Sin embargo en el aceite de oliva se han podido encontrar hasta 36 tipos diferentes de antioxidantes polifenoles (1), mientras que en el aceite de coco tan solo han sido hallados 6 (2).

También debemos tener en cuenta que el aceite de oliva virgen extra es una gran fuente de vitamina E, mientras que el aceite de coco prácticamente no tiene. 

Debido al perfil de ácidos grasos saturados del aceite de coco, éste aumenta el colesterol LDL (el "malo"), aunque también se ha observado que aumenta ligeramente el colesterol HDL ("bueno"). 

Uno de los principales estudios sobre grasas saturadas y enfermedad cardíaca fue una revisión Cochrane de 15 ensayos clínicos (3). Estudiaron a 59,000 personas, y descubrieron que al reemplazar la grasa saturada con grasas insaturadas, había un 27% de reducción en la enfermedad cardíaca. No se observó tal beneficio cuando las grasas saturadas son reemplazadas por carbohidratos. Esta investigación apunta a los beneficios del intercambio de grasas saturadas por aceites y grasas saludables como el AOVE, las nueces y el aguacate.

Mensaje para llevar a casa 

Aunque haya modas que nos animen a consumir ciertos alimentos, siempre hay que ser un poco escéptico y mirar la evidencia (además de seguir la lógica). Aquí en España tenemos la suerte de poder disfrutar del aceite de oliva a un precio muy razonable. A esto se suma que los beneficios de consumir este aceite en el contexto de una dieta mediterránea han sido claramente demostrados (4). El aceite de coco no es mucho mejor que otras grasas saturadas, como la mantequilla o la de palma, y su precio es generalmente más alto. Así que ¡aprovechemos que tenemos un aceite excelente aquí en casa y dejemos de consumir productos exóticos que no nos aportan nada mejor! 

Referencias 
1. Cicerale S, Lucas L, Keast R. Biological Activities of Phenolic Compounds Present in Virgin Olive Oil. International Journal of Molecular Sciences. 2010;11(2):458-479. doi:10.3390/ijms11020458. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2852848/
2. A. M. Marina, Y. B. Che Man, S. A. H. Nazimah, I. Amin. Antioxidant capacity and phenolic acids of virgin coconut oil. Int J Food Sci Nutr. 2009; 60 (Suppl 2): 114–123. Published online 2008 Dec 27. doi: 10.1080/09637480802549127 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19115123
3. Hooper L, Martin N, Abdelhamid A, Davey Smith G. Reduction in saturated fat intake for cardiovascular disease. Cochrane Database Syst Rev. 2015:Cd011737.
4. Guasch-Ferré M, Hu FB, Martínez-González MA, et al. Olive oil intake and risk of cardiovascular disease and mortality in the PREDIMED Study. BMC Medicine. 2014;12:78. doi:10.1186/1741-7015-12-78. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4030221/

 

miércoles, 21 de febrero de 2018

Barca pimiento rojo relleno de soja texturizada

Hoy te traemos una de esas recetas fáciles, que se hacen en 5 minutos.

Para empezar, calentamos el horno 180º/200º y cuando alcance la temperatura, metemos 1 pimiento rojo hermoso, cortado por la mitad y le echamos un poco de aceite de oliva en spray.

Mientras nuestro pimiento se asa, salteamos 1/2 cebolla con 50gr de soja texturizada (que habremos puesto a remojo previamente durante 15-20min). Cuando ya llevamos 5 minutillos de salteado, le añadimos tomate troceado (puede ser natural o de lata, pero que no lleve azúcar!). Salpimentamos al gusto.

Sacamos nuestro pimiento del horno, que en 20 minutos ya debería estar más o menos asado, y lo ponemos en nuestro plato. Rellenamos la barquillas con nuestra soja + cebolla + tomate y echamos unas gotitas de pesto y unos 20gr de queso rallado light.   

lunes, 11 de diciembre de 2017

Tomate natural triturado

Hoy solo vamos a advertiros brevemente sobre un producto.

En el pasado hemos recomendado el tomate natural triturado enlatado de Mercadona (en la consulta y en la web) para hacer salsa de tomate o para usar en pisto, wok, etc. 

En las últimas dos semanas han cambiado la composición de este producto y añadido FRUCTOSA, con lo que pasa a nuestra lista de indeseables

Esto nos enseña que no nos podemos confiar y que siempre debemos revisar los productos que compramos. Quizás no todas las semanas, pero sí que una vez al mes hay que releer la etiqueta y comprobar que no han cambiado la composición del producto.

Como ya sabéis, la fructosa es otra manera de llamar al azúcar y NO LO QUEREMOS como ingrediente añadido.


¡Mucho ojo! 


pd: si no queréis perderos nuestra últimas actualizaciones apuntáos nuestro twitter e instagram!

https://twitter.com/DieteticodRB/
https://www.instagram.com/gabinete_drb/

jueves, 28 de septiembre de 2017

Aguacates light

Han llegado recientemente a nuestros supermercados una versión de los aguacates de los más rara.... aguacates light, aguacates con un 30% menos de grasa.

Muchos de vosotros nos habéis preguntado si son mejores que los normales y si deberíamos reemplazarlos en nuestro día a día. 

Y la respuesta es no.

¿Y por qué es no? Como decimos muchas veces en la consulta, nuestro cuerpo necesita grasas y éstas deben estar presentes en nuestra dieta a diario, tanto saturadas como insaturadas. Las grasas son la manera que tiene nuestro cuerpo de asimilar las vitaminas liposolubles, como A, E, D K y son además la única fuente de ácidos grasos esenciales, que nuestro cuerpo no puede obtener de otra manera. 

El aguacate "normal" es rico en grasa monoinsaturada (como el aceite de oliva), que en la actualidad recomendamos en las dietas cardioprotectoras para reducir el colesterol LDL y aumentar el HDL. Además, la grasa presente en el aguacate nos produce saciedad, lo que nos ayudará a picar menos más tarde. 

En resumen

Come aguacate cuando te apetezca, 100% grasa y españoles. No esos de Isla Bonita que nos han traído recientemente que ni sabemos de dónde vienen. Cómelo en sándwich (integral sin azúcar, claro), con tomate, con huevo, con salmón, machacado, con pollo... Las grasas no son malas y ¡son necesarias! Así que ¡dísfrutalas!


martes, 19 de septiembre de 2017

Variedades del pan y contenido nutricional

Cada vez tenemos más variedades de pan disponibles en las panadería y supermercados. En ocasiones puede resultar abrumante que se nos presenten tantas opciones, así que hoy hemos decidido hacer un repaso a los panes para que sepas bien lo que estás comprando.

El pan consta de 3 ingredientes básicos a los que se le pueden añadir un centenar más: harina, agua y sal. Es rico en hidratos de carbono, contiene también proteínas, vitaminas del grupo B y fibra. Se ha asociado en los últimos años con obesidad y sobrepeso, pero como veremos más adelante, no hace falta "quitarnos" el pan si queremos perder algún kilito. 


Pan blanco

Es el más habitual y lo conocemos todos: barra, baguette, rústica, gallega, etc. Se elabora con harinas refinadas en las que se ha eliminado la cáscara del grano, con lo que se pierde gran cantidad de fibra, minerales y vitaminas. 

Con la gran variedad de panes disponibles, no encuentro ninguna razón por la elegir este pan. Nos proporciona las mismas calorías que otras opciones, pero no nos sacia ni nos nutre tanto. 

Pan integral

Aquí hay que andarse con ojo, especialmente si estamos comprando pan de molde. Cuando compramos algo integral, no queremos que le hayan añadido un poco de salvado; lo que nos interesa es que se hayan elaborado con harinas integrales (es decir, que si miramos la lista de ingredientes, éste sea el primero). El pan con salvado tendrá más fibra que el pan blanco, pero todavía no tan bueno como un pan integral. 

Si compramos el pan en la panadería, podemos preguntar al panadero que tipo de harina usa: si es refinada + salvado - NO NO; pero si es integral (mínimo 70-80%) nos lo podemos llevar. 

No debemos olvidar que las guías alimentarias más actuales (como la pirámide australiana) ya no conciben el consumo de productos que no sean integrales (arroz, pasta, pan).

Pan de masa madre

La masa madre es el resultado de fermentar agua y harina, sin ningún tipo de levadura añadida. Es una forma de fermentación tradicional con la que se elaboraba el pan antiguamente. Se puede hacer en casa y, aunque no lo hemos intentado, en Directos al Paladar, aseguran que es fácil (aquí el enlace a la receta). En teoría tiene más sabor que otros panes y mejor digestibilidad. Este pan también reduce el pico de glucosa tras su consumo y mejora la bio-availabilidad de los nutrientes presentes en el pan (1). Se realiza con harinas integrales, así que es tan buena opción como el anterior (siempre que, como ya hemos dicho, sea integral de verdad). 


Pan de centeno

Cuando lo vemos en la panadería nos gusta ¿verdad? Tan marroncito, tan tieso, un pan tan oscuro tiene que ser bueno para el cuerpo ¿a que sí?. Pues sí. Es algo menos esponjoso que el pan integral, pero tiene un contenido similar de fibra. Si nos gusta el sabor, podemos tomarlo tranquilamente. 

Pan de semillas

Ojo que aquí también puede haber truco. Esos panes con las semillas espolvoreadas por encima, que casi nos hacen sentirnos más sanotes con solo mirarlos, puede tenerlas simplemente de adorno. Sí, incluso ese pan de 7 cereales y semillas. Si no está hecho con harina integral, no lo debemos llevar, porque nos están engañando. Así que una vez más, o preguntamos al panadero o nos leemos la etiqueta si está envasado. Si lleva harina de trigo (80%), agua, salvado de trigo(3%), semillas de lino (2%), semillas de amapola (1%), centeno (1%), avena (1%), etc, mejor no nos lo llevamos. 

El mundo del pan está lleno de obstáculos, así que hay que estar con ojo avizor. 

Pan de salvado

Aunque lo he mencionado antes, vale la pena reiterar. Aquí tenemos otro pan que hace que suene la alarma. Este pan está elaborado generalmente con harinas refinadas (las del pan blanco) a las que posteriormente se las ha añadido la cáscara del grano. Su contenido en fibra y calidad es mucho menor que el pan integral verdadero y como no estamos añadiendo el grano entero, el pan carece de germen, que es la parte más rica en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales.

Pan de pipas de girasol

Es una de las novedades del mercado. Es un pan muy jugoso, con el sabor característico de las pipas de girasol. Éstas le proporcionan un mayor contenido calórico (casi el doble que el pan blanco), pero también mayor cantidad de grasas buenas, que juegan un papel importante en la prevención de enfermedades cardiovasculares. Este pan, si es integral, también tendrá un aporte de fibra significativo, que como los otros panes integrales, ayuda a regular el tránsito intestinal. 


Pan sin sal

Sabemos que el nombre lo dice todo, pero queremos aclarar que si tienes la tensión alta, esta sería la opción más recomendable para tí. Por supuesto, si además encuentras pan sin sal integral, mejor que mejor. 

Conclusión

El pan de por sí no engorda; lo que sí que debemos hacer es pensar con qué lo vamos a tomar. No es lo mismo tomarnos una tostada de pan blanco con mantequilla y azúcar que una tostada integral con aceite de oliva virgen extra y tomate o con aguacate. La segunda nos va a saciar más (debido a la fibra, como ya hemos dicho) y va mejorar el contenido nutricional de nuestra dieta aportando grasas insaturadas, vitaminas y minerales. 

Como siempre recomendamos en nuestra consulta, el pan es un hidrato de carbono muy completo que puede formar parte de nuestra dieta habitual y de todas nuestras comidas. Una rebanada de pan tostado similar a un Iphone, por poner un ejemplo, aporta unas 60kcal y puede estar tranquilamente incluida en desayuno, comida y cena.

Si quieres saber más sobre dieta equilibrada, escríbenos info@gabinetederueda.es


Referencias
1. Beatriz Bot, Hugo Sánchez, María de la Torre, Carlos Osella. Mother dough in bread making. Journal of Food and Nutrition Sciences2014; 2(2): 24-29

martes, 12 de septiembre de 2017

Oferta de Septiembre

¿Te gustaría comer de forma saludable? 

¿Necesitas un empujoncito para mejorar tus hábitos?

¿O quizás te preocupa que tus hij@s estén aumentando de peso?





SOLO durante el mes de Septiembre te ofrecemos un 15% de descuento cuando contratas 5 sesiones: 
  • Dietas personalizadas
  • Coaching nutricional
  • Plan de ejercicios personalizado
  • Medición bioimpedanciométrica
  • Recetas
  • Soporte mediante whatsaap e email entre consultas
  • Educación nutricional
  • Y mucho más!
 
Si te gusta lo que lees, escríbenos a info@gabinetederueda.es o llama al 983 08 01 49 para pedir info o cita!

Accede a nuestra web de servicios aquí y a nuestros precios aquí 

¡ No lo dejes más y pide tu cita ! 


martes, 5 de septiembre de 2017

El arte del emplatado

Todos sabemos que el modo de cocinado y presentación de la comida juega un papel muy importante en la experiencia de la degustación. Es decir, no es lo mismo presentar un puré de lentejas, con un color marron-verdoso-sospechoso con algún tropezón que no se ha batido bien, que unas lentejas salpicadas de colores brillantes. La textura de la comida, por sí misma, tiene un efecto importante en al percepción del sabor (1) pero también forma de la comida lo influye, asociándose formas redondas con un sabor más dulce y formas más cuadradas con un sabor más amargo o con un sabor salado. Factores como la música de fondo y la luz de la estancia también juegan un papel en nuestra percepción del sabor (2, 3).

Y ha sido a raíz de los platos y presentaciones originales que nos hemos empezado a preguntar cuál es el papel que juegan en nuestra experiencia degustativa!

Obviamente los estudios que se han realizado al respecto son más bien pequeños, pero los resultados son, cuanto menos, interesantes.

En este estudio presentaron una tarta de queso a varios participantes y llegaron a la conclusión de que la comida presentada en un plato blanco y redondo se percibía más intensamente y con un sabor más dulce. Esta tarta en el plato blanco se percibía un 20% más dulce que la servida en un plato negro (¿quizás aquellos con preferencia por el dulce deberían servirse la comida en platos blancos?). Curiosamente, la comida servida en platos negros y cuadrados se percibía como de mejor calidad. Este otro estudio llegó a conclusiones parecidas. Aquí nos cuentan como la remolacha fue percibida como más dulce cuando se presentó cortada en rodajas redondas y presentada en un plato redondo, en vez de en un plato con ángulos con la remolacha cortada en triángulos.

En la época en la que la mayoría de nuestra comida acaba en Instagram, presentar la comida de una forma original y seductora parece la carta ganadora para muchos restaurantes. Hay cientos de restaurantes que se han animado a presentar la comida de la manera más original, alguno no demasiado acertadamente como éste en un bol de perro, éste en un gorro o éste en un ¡retrete!. 

Pero lo realmente curioso es que ya no es solo lo atractivo que te resulta el plato o la importancia de que "te entre por los ojos", si no que el sabor de la comida en sí misma se verá modificado por la presentación, y resulta muy curioso pensar cómo elementos no comestibles pueden alterar cada bocado!!
 
Tapa ganadora del certamen español de tapas de 2016, vía Último cero, con hojas no comestibles, Atipikal, Valladolid.

Tapa Copa y Puro, obtenida de Tripadvisor, de el restaurante Los Zagales, Valladolid.










Referencias
1. Saint-Eve A, Deleris I, Panouille M, Dakowski F, Cordelle S, Schlich P, Souchon I: How texture influences aroma and taste perception over time in candies. Chem Percept. 2011, 4: 32-41. 10.1007/s12078-011-9086-4. https://link.springer.com/article/10.1007%2Fs12078-011-9086-4
2. Crisinel A, Cosser S, King S, Jones R, Petrie J, Spence C: A bittersweet symphony: ystematically modulating the taste of food by changing the sonic properties of the soundtrack playing in the background. Food Qual Prefer. 2012, 24: 201-204. 10.1016/j.foodqual.2011.08.009. https://doi.org/10.1016/j.foodqual.2011.08.009
3. Piqueras-Fiszman B, Laughlin Z, Miodownik M, Spence C: Tasting spoons: assessing the impact of the material of the spoon on the taste of the food. Food Qual Prefer. 2012, 24: 24-29. 10.1016/j.foodqual.2011.08.005. https://doi.org/10.1016/j.foodqual.2011.08.005

sábado, 8 de julio de 2017

Los dietistas-nutricionistas advierten que el consumo moderado de alcohol aumenta el riesgo de cáncer

Hoy nos hacemos eco de una publicación del Consejo General de Dietista-Nutricionistas. 

Lo hemos comentado muchas veces a varios post de nuestro blog, y es una satisfacción ver que el Consejo de Dietistas se ha pronunciado ocnun comunicado oficial de la misma manera que nosotros.

El link está aquí y el texto completo a continuación. 

El Consejo General de Dietistas-Nutricionistas y la Academia Española de Nutrición y Dietética manifiestan su total apoyo al contenido y conclusiones de la publicación realizada por la United European Gastroenterology (UEG)respecto al consumo de alcohol y sobre la que varios medios de comunicación se han hecho eco esta semana. Además tanto el Consejo como la Academia ponen el acento en alertar a la población que el consumo habitual, aun el considerado como moderado (las famosas dos copas de vino/cerveza para el hombre y una copa para la mujer) aumenta considerablemente el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

El análisis  anteriormente citado arroja un dato preocupante, según la UEG la población está muy confundida con respecto a los efectos reales que tiene el consumo moderado de alcohol sobre la salud. De hecho, el estudio indica que 9 de cada 10 personas de la unión europea no sabe que el consumo de alcohol (inclusive moderado) aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer.

Por todo ello, tanto el Consejo como la Academia de dietistas-nutricionistas denuncian que en España existen entidades privadas constituidas para defender el consumo moderado de algunos tipos de alcohol, como por ejemplo el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS), y que en muchas ocasiones dichas entidades encuentran apoyo científico e institucional en entidades públicas al servicio de la salud pública.  Los estudios de revisión y de investigación primaria realizados o encargados por el CICS, raramente son publicados en revistas científicas, y suelen presentan importantes limitaciones en cuanto a poder estadístico (la investigación primaria) y evaluación parcial o incompleta de las pruebas (estudios de revisión), por lo que sus conclusiones deben ser tomadas con mucha precaución. Ambas entidades quieren recordar que los estudios del CICS entran en conflicto directo con las recomendaciones de la United European Gastroenterology (UEG), la World Cancer Research Fund y la Organización Mundial de la Salud de no apoyar el consumo moderado de ningún tipo de alcohol.

Los dietistas-nutricionistas como profesionales de la salud, instan al resto de profesionales sanitarios a que contribuyan a hacer llegar a la población un mensaje más claro y acorde a las conclusiones que arrojan las publicaciones: no existe un nivel de consumo ni tipo de alcohol libre de riesgos para la salud. Por tanto, se debe abandonar  el discurso sobre los posibles efectos beneficiosos del consumo moderado de alcohol y la salud cardiovascular que se ha mantenido en las últimas décadas, ya que potentes estudios de revisión de los estudios publicados señalan importantes deficiencias y errores sistemáticos realizados en los estudios que apoyan este discurso, y concluyen que no existe un beneficio neto para la salud derivado del consumo moderado de alcohol en comparación a la abstención.
Para la prevención del cáncer, la mejor estrategia es no tomar ninguna bebida alcohólica, o a lo sumo consumirlo de manera esporádica, limitando su ingesta al máximo. Según la UEG, el consumo de 1 bebida de alcohol (sin importar el tipo) al día aumenta el riesgo de cáncer de esófago, el consumo de 1-4 bebidas de alcohol (sin importar el tipo) aumenta el riesgo de cáncer colorectal. 

La UEG concluye que debe existir una prioridad a nivel de salud pública: “debe propiciarse un cambio en la actitud pública con respecto a la percepción del riesgo para la salud derivado del consumo moderado de alcohol”. Para ello, deben usarse todas las herramientas políticas, sociales y científicas posibles: desde la aplicación de regulaciones más estrictas sobre las bebidas alcohólicas que conduzca a una disminución de la asequibilidad, disponibilidad y accesibilidad  al alcohol, pasando por campañas de comunicación y unidad entre entidades científicas y sociales.


 

lunes, 3 de julio de 2017

El Índice Glucémico



El índice glucémico (IG) es una manera de clasificar los hidratos de carbono dependiendo de cuánto aumentan el nivel de azúcar en sangre después de su ingestión. Se usa como referencia a la glucosa (IG 100) y se comparan otros alimentos con ella. Es importante elegir alimentos con un bajo IG cuando tenemos diabetes porque nos ayuda a regular los niveles de azúcar y lípidos en sangre. Además estos alimentos nos ayudan a perder peso ya que ayudan a controlar el apetito y retrasan la sensación de hambre. 


Cuando tomamos un alimento rico en hidratos de carbono, nuestro cuerpo segrega una hormona, insulina, que ayuda a la glucosa a entrar en las células para ser utilizada. Sin embargo, cuando este alimento posee un alto índice glucémico, segregamos mayor cantidad de insulina. Cuando nuestro cuerpo detecta que hay gran cantidad de insulina circulando, activa el metabolismo de grasas a través de una serie de cascadas metabólicas y terminamos almacenando el exceso de glucosa en forma de grasa, ya que poseemos limitado espacio para acumular glucosa en nuestro cuerpo, pero gran cantidad de espacio para almacenar grasas.

lunes, 26 de junio de 2017

Lino: más allá de la ropa

Estoy segura de que todos hemos visto o poseído una prenda de lino en algún momento de nuestra vida. Éstas se elaborar a partir del tallo, mientras que las semillas son edibles y tienen un interés nutricional bastante alto.
 
Semillas de lino o linaza 

Estas semillas son una excelente fuente de mangesio, manganeso, tiamina (Vitamina B) y fibra. También nos aportan selenio, proteínas y cobre.  

Las semillas de lino tienen además:
  • Fitosteroles como los lignanos, que actúa como antioxidante
  • Ácido alfa linolénico (omega 3)
  • Gamma tocoferol (una forma de la vimaina E) 

Y su aporte de fibra y calcio es considerable: 30gr de semillas de lino contiene unos 7gr de fibra y unos 77gr de calcio. 

Es importante recordar que para consumirlas y aprovechar todos sus nutrientes al máximo, debéis remojarlas durante una noche, tostarlas o machacarlas con un mortero o un procesador de alimentos. 

Y se pueden añadir al yogur, leche, avena o gachas, ensaladas, masas de pizza, de quiche, masa de pan, al aguacate en una tostada de pan y aguacate, se puede usar en el rebozado de las carnes y pescados o regar algunos platos con ellas para darles un toque crujiente. 

Fuente: AICR: Flaxseed.

lunes, 12 de junio de 2017

¿Comer judías para reducir el calentamiento global?

Existe un factor que no ha sido tenido en cuenta a la hora de idear soluciones para reducir el calentamiento global: el consumo humano de alimentos. 

En este documento publicado recientemente, Helen Harwartt explica como sustituyendo carne de vaca por judías (aunque realmente valdría cualquier otra legumbre), puede reducir de un 46 a un 74% las emisiones de los EEUU y liberaría un 42% de tierra para cultivar otros productos. 

En la actualidad hay un gran desconocimiento en este área por parte de la población general. Tendemos a pensar que los coches y aviones son los gran causantes del calentamiento global, pero en realidad, un 14,5% de la emisiones son producidas por el ganado (link). 

El Sr. Boucher, experto en Cambio Climático, compartía este gráfico en su blog no hace mucho. La barra naranja representa las emisiones de gases invernadero, clasificadas por fuente de proteínas. En el fondo rosa tenemos las fuentes animales, mientras que en el azul, las vegetales. Se puede apreciar claramente como la carne de ternera es la que produce un mayor impacto. 

¿Tenemos que convertirnos en vegetarianos?

Ni mucho menos. Un cambio en las elecciones alimentaria sería más que suficiente. Simplemente con reducir el consumo de carne roja (tomarla, quizás, una vez a la semana) y sustituirla por otras fuentes como pollo, huevos, pescado y legumbres, se produciría un cambio significativo.

Para algunos las dietas vegetarianas o veganas son opciones viables, y es cierto que estas dietas son las que producen una reducción mayor en las emisiones de gases. Pero los amantes de la carne pueden contribuir a su manera y producir un efecto significativo. 

Pero, ¿la carne no alimenta más?

En 100gr de carne de ternera tenemos unas 177kcal, de 21 a 27gr de proteína y de 2-6gr de grasa saturada dependiendo del corte. Por otro lado, en 100gr de garbanzos tenemos 165kcal, 9gr de proteína y 0gr de grasa saturada (fuente: Nutriself data)

Esto significa que en una sociedad caracterizada por un sobre consumo de proteínas y de calorías, las legumbres representarían una mejor elección. No olvidemos que para la población general un consumo de 0,8gr/prot/día se considera adecuado, (48gr de proteína para una persona de 60kg) aunque en la actualidad estemos más cerca de consumir 74,5gr (estudio ANIBES).

Conclusión

¡Adelante! Atrévete con las legumbres. Son una gran fuente de proteínas, hierro, fibra, folato y potasio. Ayudan a mantener el peso y ¡tienen un efecto positivo en el colesterol! Prueba recetas originales, no sólo los típicos platos de cuchara y verás que versátiles son: bolognesa de lentejas, patés, hummus, chili con carne... Si quieres ideas, desde el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas nos ofrecen este recetario con ideas.

Si tienes dudas o te gustaría venir a la consulta y discutir tu dieta, escríbenos a info@gabinetederueda.es

 

lunes, 5 de junio de 2017

Una caloria es una caloría... ¿o no?

Este año hace 100 años que el término "caloría" empezó a usarse como herramienta para perder peso. 

Fue la Doctora Lulu Hunt Peters la que acuñó este término y publicó, en 1918 un libro titulado: "Dieta y Salud: con la clave de las calorías". Estaba dirigido a las mujeres americanas y les enseñaba cómo deberían considerar la comida, no comida, sino calorías, y cómo comer calorías de más, les haría engordar. Es el predecesor de nuestro "las calorías que entran tienen que ser menores que las que salen". 

Pero, ¿qué hemos aprendido en estos 100 años?

Pongamos un ejemplo. 

Imaginemos que es la hora de la comida y tenemos 2 opciones con el mismo número de calorías:

Opción 1: sandwich de jamón de York, patatas fritas y refresco.
    Opción 2: ensalada con lechuga, tomate, zanahoria, espinacas, pepino, con pollo a la plancha, aguacate,  y un trozo de pan integral. 

    Si son las mismas calorías, ¿por qué no escoger el que tiene las patatas fritas y el refresco? Suena más apetecible y además, nos encanta el sabor salado de las patatas fritas.  

    Obviamente estas dos opciones, aunque las dos proporcionen las mismas calorías, no producen los mismos efectos en nuestro cuerpo. La opción 2 nos va a dejar más saciados y por más tiempo que la opción 1. Es más, después de la opción 1, probablemente nos sintamos cansados, con sueño, nos encantaría echarnos una siestecita... y esto es por la cantidad de azúcar que hemos tomado de sopetón (en el jamón, el pan, la cocacola y las patatas fritas). 

    La opción 2 nos proporciona fibra, vitaminas antioxidantes, minerales, proteínas y grasas buenas. 

    Si nuestro plan de alimentación está principalmente basado en opciones 1, aunque estemos tomando una dieta no demasiado alta en calorías, lo más probable es que no adelgacemos. Y nos sentiremos insatisfechos, hambrientos e hinchados casi todo el tiempo.
     
    Conclusion

    Que todo no se reduce a las calorías de una dieta. Es importante tener en cuenta la calidad de los alimentos que ingerimos para evitar deficiencias y tener una alimentación equilibrada. Las calorias vacías, los alimentos procesados y refinados nos satisfacen en el momento, pero una hora después necesitamos volver a comer. 

    Es fundamental planificar una dieta de buena calidad y seleccionar los alimentos con cuidado, no comprar cualquier cosa en un envase rosita con un 0%!!

    jueves, 1 de junio de 2017

    ¿Existe el obeso metabólicamente sano?

    Con la publicación de las European Guidelines on cardiovascular disease prevention in clinical practice (The Sixth Joint Task Force of the European Society of Cardiology and Other Societies on Cardiovascular Disease Prevention in Clinical Practice (constituted by representatives of 10 societies and by invited experts), el 23 de Mayo de ese año, hemos decidido hacer un pequeño artículo sobre el tema del IMC y la salud

    El obeso metabólicamente sano es aquel cuyo IMC es mayor de 30, pero no presenta complicaciones metabólicas como hipertensión, diabetes o hipercolesterolemia. Se está poniendo muy de moda (también conocido como HAES - Health at every size). 

    Como lo explican tan bien y tan claro en el informe, lo voy a transcribir directamente:

    "El fenotipo del obeso metabólicamente  sano (MHO), definido por la presencia de obesidad y ausencia de factores de riesgo metabólicos, ha ganado mucho interés. Algunos estudios defiende que un subgrupo específico de individuos obesos es resistente a complicaciones metabólicas tales como hipertensión y resistencia a la insulina. Sin embargo, los individuos MHO presentan una mayor mortalidad por todas las causas cuando se les compara con un individuo con peso normal y metabólicamente sano también. Los resultados del estudio de Whitehall argumentan que los MHO se encuentran en una fase de tránsito hacia las abnormalidades glucometabólicas, no en un estado estable".

    Y ya sé que algunos van a argumentar que el IMC no es aplicable en todos los casos, pero en este sí (en deportistas y en halterofilia nos va a dar un resultado de obeso, pero ya estamos nosotros con nuestro juicio clínico para ver que ahí no hay un gramo de grasa) así que nos podemos remitir al informe donde nos aclaran que también podemos usar la circunferencia de la cintura como herramienta: 
    > 94cm en hombres y > 80cm en mujeres significa que no deberíamos ganar ni un gramo más. 

    Aquí dejo en link del informe (pag 36- 3a.6.3 Does ‘metabolically healthy obesity’ exist?

    Si tienes dudas sobre tu estado de salud, IMC, % de grasa, escríbenos a info@gabinetederueda.es. Estaremos encantados de atenderte.


    miércoles, 17 de mayo de 2017

    Polo de sandía, naranja y kiwi

    Te traemos una opción muy saludable para librarte del calor en los próximos días. 

    Con unos moldes que hemos comprado, nos hemos puesto a experimentar con los sabores. 

    Este polo que te traemos hoy lo hemos hecho con sadía + menta, naraja y kiwi.

    ¿Y cómo?

    Pues muy fácil.
    1. Quita las pepitas de un triángulo de sandía, quítale la cáscara y mételo en la thermomix o en el robot de cocina. 
    2. Echale unas hojitas de menta y mezcla todo hasta que casi no las puedas ver.
    3. Vierte en el molde y mételo en el congelador durante 30 minutos, no más, porque si se congela del todo, no vas a poder sacar el palito. 
    4. Pela la naranja y hazla puré.
    5. Viértela en el molde y déjalo en el congelador durante 30 minutos
    6. Por último, pela el kiwi y hazlo puré. 
    7. Viértelo en el molde y congélalo. Ten en cuenta, que cada vez que viertas un nuevo sabor sobre la mezca, estarás quitando el palito (porque aún no está completamente congelado) y lo debes intentar poner en el mismo agujero.
    8. ¡Tómatelo cuando más te apetezca! 

    martes, 18 de abril de 2017

    Piramide nutricional...¿qué sobra?

    Después de discutir las cosas buenas y malas de la pirámide en nuestros posts (aquí y aquí), hoy solo vamos a reflexionar sobre las consecuencias de incluir determinados elementos en la pirámide. 
     
    En la cumbre de la pirámide encontramos ¡sorpresa! los snacks, bollería y refrescos azucarados. ¿Y por qué están ahí? ¡Si todos sabemos que un Donut, o una Oreo, no son las mejores opciones para llevar una vida saludable! 

    Su inclusión en la pirámide ocasiona confusión, como mínimo, y la creación de campañas publicitarias aprovechadas. Estas patatas fritas que hemos encontrado, por ejemplo. Pues claro que se van a anunciar de esta manera! ¡Si es que se lo hemos puesto demasiado fácil!

    Pero uno se preguntará, ¿y cómo la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) los ha incluido en la pirámide? Si la OMS ya ha salido diciendo que los alimentos superfluos, llenos de azúcar y grasas saturadas (ej. grasa de palma) son perjudiciales. Si también nos han dicho que el alcohol en cualquier cantidad, es malo. ¿Por qué todo esto está incluido? ¡Buena pregunta!

    Aquí tenemos la respuesta: LINK

    Os invito a consultar ese documento, el cual lista las empresas colaboradoras de la SENC. Os dejo aquí la foto.

    ¿Cómo no van a recomendar un cerveza, si el Centro de Información Cerveza y Salud colabora con la Sociedad? Y también Danone, y Cuétara, y Kellog's y COCA-COLA. Si nos asociamos con empresas cuyo objetivo es vender productos, ¿cómo podemos informar libremente a una sociedad que confía en nosotros? 
    ¿Cómo podemos esperar que nuestro consejo se tome en serio si hay un conflicto de intereses
    Y sobre todo, ¿cómo podemos considerarnos una organización que aboga por los intereses de la sociedad y la promoción de la salud si nos estamos dejando influenciar por la Industria?

    Desde aquí invito a la SENC a seguir los pasos de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas, que recientemente se ha desligado de este tipo de empresas, aumentando su credibilidad un 100%.

    miércoles, 5 de abril de 2017

    Nueva pirámide alimentaria

    Estrenamos pirámide alimentaria (SENC) y, aunque todavía tiene mucho que mejorar, presenta muchos aspectos que antes habían sido ignorados.

    Por ejemplo, ahora contamos con recomendaciones específicas para el deporte, 60 minutos al día, o si leemos la info que acompaña a la pirámide, unos 10000 pasos al día. Tiene además en cuenta el equilibrio emocional, ingesta de agua y las técnicas culinarias como base de la pirámide. Hasta aquí, fenomenal.

    En nuestra opinión, el primer fallo viene ahora. 
    La parte más ancha dela pirámide sigue siendo los hidratos de carbono, que ¡ojo! ahora sí que dice que deben ser integrales o de grano entero. Si nos fijamos bien, hay un recuadro que señala que los niveles 2 y 3 deben estar presentes en cada comida principal, siendo el nivel 3 frutas y verduras. ¿Y por qué no ponerlas en la parte inferior? De esta manera sugerimos que su ingesta sea más abundante que la de hidratos de carbono. Además, como hemos dicho y redicho muchos dietistas-nutricionistas, es muy difícil encontrar productos 100% integrales (muchos lo parecen, pero no lo son) y además mucho de estos productos contienen azúcares añadidos.

    En el siguiente nivel encontramos alimentos proteicos: leche, queso, huevo, carnes magras y pescados. 

    El siguiente nivel ya nos habla de consumo opcional y moderado. Y ahí meten en el mismo saco a los embutidos, carnes roja, alcohol y dulces. 

    Vayamos por partes:

    • Aunque la OMS dice que la carne roja puede provocar cáncer, la evidencia no es la misma que para las carnes procesadas, que sí que están en el mismo grupo de la OMS que el tabaco. 
    • Dulces y refrescos no deben estar en una pirámide de alimentación saludable, ya que no forma parte de una alimentación saludable ni va a formar parte del consejo de ningún profesional sanitario, os imagináis a vuestro dietista diciendo: "fruta y verdura todos los días y luego, 1 día a la semana, un donut, para que tengas un día redondo... pero que no falte el donut, ehh??"
    • Y mi favorito: el vino y la cervecita. Pero ¿qué nos pasa en España que somos incapaces de dejar estas dos bebidas tranquilas? Es que parece mentira que OTRA VEZ seamos el hazmereír de otros países europeos en políticas sanitarias.... El alcohol en la pirámide? venga ya! Si es que se me cae la cara de vergüenza cada vez que sale nuestra pirámide en alguna charla internacional.

    El hecho de estar en la pirámide (por mucho que ponga opcional y moderado) ya va a tranquilizar a una gran mayoría de la población que probablemente piense: "bueno, si es moderadamente, es saludable, está en la pirámide, mira, con la fruta". Estamos dando un mensaje equivocado y además, es mentira. Existen multitud de publicaciones científicas que han demostrado que en efecto, el alcohol consumido de forma moderada NO ES saludable y además contribuye a aumentar el riesgo cardiovascular (y de cáncer, por si no lo sabíais - sí, aunque sea de forma moderada, también produce cáncer). 

    De una manera u otra, esta información no acaba de llegar a la población y no acabamos de convencer a la gente de que por mucho que se dijera hace varios años, el alcohol no es bueno para el cuerpo. Gran parte de la culpa la tienen la industria cervecera y vinícola española; si por algo se nos conoce en el mundo, es por nuestro buen vino y nuestras cañas; pero también es culpa de algunos profesionales sanitarios que a día de hoy no desaconsejan el consumo de alcohol (quizás ciertas compañías cerveceras se los llevan "de congreso" a EEUU, Europa, Australia?). Que sí, que si te quieres tomar una cerveza, tómatela sin problemas, incluso a mi salud, pero no lo hagas por tu salud cardiovascular, si no porque te apetece, y punto. Y sé consciente o al menos, que te hayan informado, de los riesgos que conlleva tu acción. Que al final todos tenemos libre albedrío, pero para poder ejercerlo debemos poseer toda la información disponible y que esta información sea veraz, sino no será una decisión informada. 

    Os invito a leer este informe de la OMS de 2012 en el que lo explican fenomenal, y además a ver este vídeo de Julio Basulto, en el que lo explica incluso mejor. 


    Os invito a consultar y usar de guía la pirámide australiana, que aunque ya tiene un par de añitos, sigue siendo mucho mejor que la nuestra en estos momentos.